Columna de opinión

La vereda del frente
Publicada el 06/06/2017

Compartimos con ustedes esta interesante reflexión que nos deja nuestra Gerente General.

En los tiempos que vivimos con bajo niveles de confianza, de desarrollo y altos niveles de disconformidad de la ciudadanía y mayor complejidad de las relaciones e interacciones por elementos como la globalización, multiculturalidad, tecnologías de información, urbanización, entre otros, nuestra sociedad tiende a adoptar una posición que la he denominado “LA VEREDA DEL FRENTE”, de donde se observa, se critica, se emiten juicios,  pero de dónde no se construye,  contribuye ni se colabora, en donde las personas perciben que los eventos que están ocurriendo son  independientes a su comportamiento. Por tanto, el individuo asocia al azar, a la suerte o al destino, el acontecimiento que ha ocurrido, que según el autor la Teoría del Aprendizaje Social de Rotter, lo denomina locus externo. La pregunta que cabe realizarnos es ¿POR QUÉ ACTUAMOS DE ESA FORMA? en donde sólo se emiten juicios, sin saber ni conocer, ni estar en los zapatos o en el lugar del otro, en donde se asume que son otros los que se deben hacer cargo del problema, culpabilizando a otros de las causas de la situación que se intenta mejorar sin hacer un análisis de que podemos hacer cada uno, para que eso cambie. ¿POR QUÉ NOS OLVIDAMOS DE LA CORRESPONSABILIDAD?  Lo anterior, podría explicarse en parte por lo que  indica Stephen R. Covey, en su libro los siete hábitos de la gente altamente efectiva, en donde no puede primar la colaboración o cooperación ni los resultados que ello conlleva, ya que partimos de un paradigma defectuoso, ya que somos formados y medidos constantemente a través del paradigma de la competencia o del paradigma gano/pierdes, por lo que si seguimos esa teoría, el problema no estaría en las personas, sino que  en el paradigma en el cual nos desenvolvemos constantemente. Ante esto y  para aquellos que trabajamos en la articulación y colaboración surge el primer cuestionamiento, podremos resolver el problema de baja participación, colaboración, confianza y  falta de corresponsabilidad, si seguimos haciendo lo mismo;  o tendremos que  empezar a trabajar incorporando en distintos ámbitos como el familiar,  educacional, empresarial y político una forma de actuar distinta,  que  refuerce la colaboración, bajo el paradigma Ganar/ganar que establece una estructura que procura el beneficio mutuo, donde todos se sienten bien por la decisión y se comprometen a la acción. Claramente podemos hacer algo, ya que no comparto el camino de la vereda del frente y me gustaría poder motivar a que cada vez más, estemos dispuestos a subirnos a la vereda para generar los cambios que nuestra región y las personas que viven en ella lo disfruten. No podemos ni debemos quedarnos en la falta de acción, sólo que creo que la solución no se las podré dar en estas líneas, si no que los invito a  que la descubramos de manera conjunta y colaborativa  en donde cada persona realice un esfuerzo personal, con independencia de otros factores, revise que puede hacer para mejorar el entorno inmediato y desde las organizaciones se trate de revisar el paradigma a través del cual se desenvuelve, cómo está gestionado su entorno inmediato y ver que puede cambiar. Si bien esto no será la solución a la falta de confianza y disconformidad y a los distintos problemas que vive nuestra sociedad, pero será el inicio de un camino para el cambio de nuestra región, en la cual te invito a hacerte parte, a que la colaboración deje de ser declarativa y sea activa y a que te subas a LA VEREDA y generemos los cambios que nuestra región y los que vivimos en ella requerimos.
Roberta Lama Bedwell

Roberta Lama Bedwell
Gerente General


Biografía: